Acupuntura

Consiste en la inserción de agujas en puntos de la superficie cutánea situados a lo largo del recorrido de los meridianos, que son los canales por los que circula la energía del organismo, consiguiendo así la estimulación de energía del punto.